Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

POR QUE AISLAR

PROTÉGETE DE FRIÓ EN EL INVIERNO

Muchas veces se da la situación de que a pesar de tener la calefacción encendida la casa no se calienta. Hay paredes o techos fríos que están en contacto con el exterior. Esto produce una sensación de frió muy desagradable.

OLVÍDATE DE CALOR EN VERANO

Los largos días de verano, cuando el sol calienta el tejado y las paredes exteriores de nuestras casas, el calor se transmite al interior, teniendo que dejar los equipos de aire acondicionado funcionando durante el día, con la sensación de disconfort que produce el aire excesivamente frió en las personas y con el consiguiente consumo de energía.

EVITA LAS HUMEDADES

El vapor de agua condensa cuando la humedad del ambiente es muy elevada y la temperatura de la pared muy fría. Elevando la temperatura de ésta se evita la condensación.

Las humedades provocan un deterioro en las condiciones de habitabilidad, proliferando las colonias de hongos que se extienden en las superficies frías. Estos hongos son muy peligrosos ya que pueden producir rinitis, asma, neumonitis de hipersensibilidad y conjuntivitis.

Las señales que nos deben alertar son:

  • Paredes húmedas
  • Vaho en las ventanas por la mañana
  • Moho en pilares, vigas, paredes y techos

EMPIEZA AHORRAR



En una casa mal aislada las pérdidas de energía son máximas en invierno.

Alrededor de un 25% del calor se pierde por la cubierta del edificio, otro 35% por las fachadas, 10% por las ventanas, 10% por el suelo y el 20% restante se reparten entre la renovación del aire y los puentes térmicos.

Aislando podemos reducir el consumo energético en hasta un 54%, lo que supone un importante ahorro económico.

Además es una inversión que en unos 2-3 años puede estar amortizada, aumentando el valor de venta de la vivienda.

haz clic para copiar mailmail copiado